Noticia :: <br>Sobre los datos de la OCDE :: ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE ENTIDADES COLABORADORAS DE LA ENSEÑANZA
Noticias
Icono descriptivo


Sobre los datos de la OCDE

03 de octubre de 2022
Reflexión de nuestro presidente al hilo del Informe de la OCDE sobre el estado de la Educación en España el pasado año.

En una casa, se encontraban un recogedor y una escoba. La escoba era tremendamente altiva y siempre presumía y se pavoneaba delante del recogedor.

Una noche, hizo mucho viento y, a la mañana siguiente, aparecieron caídas todas las hojas y ramas secas de los árboles por todo el jardín.

La escoba se levantó enseguida y empezó a barrer, tiesa y orgullosa, todas las hojas y ramas desparramadas por la tierra, haciendo un gran montón; pero al no poder recogerlas para echarlas al contenedor, las dejó allí.

— ¿Quieres que te ayude? — dijo el recogedor, ofreciendo su ayuda a la escoba. Pero como era muy orgullosa no se dignó a contestarle.

Esa noche volvió el viento, y todas las hojas volaron de nuevo por el jardín, echando a perder el trabajo del día anterior.

La escoba se estiró todo lo que pudo delante del recogedor y, otra vez, empezó a barrer todas las hojas secas amontonándolas en la parte más escondida del jardín, con la esperanza de que no volviera a suceder lo mismo.

— ¿Necesitas ayuda? — le dijo el recogedor, de nuevo.

Como si fuera sorda, la escoba no contestó y se dirigió a su rincón para dormir. Esa noche, el viento azotó aún con más fuerza que los días anteriores y, hojas, ramas secas, papeles y plásticos volaron por todas partes, dejando el jardín muy sucio.

La escoba, desesperada, miró al recogedor que, esta vez, miró hacia otro lado. Comenzó a barrer de nuevo cabizbaja y pensativa. Cuando hubo amontonado toda la basura, pidió ayuda al recogedor.

— ¿Me puedes ayudar por favor? Nunca voy a terminar de limpiar el jardín sin tu ayuda — admitió por primera vez con humildad.

Entre la escoba y el recogedor echaron todas las hojas al contenedor, que les estaba esperando con la tapa abierta, dejando el jardín muy limpio. Por fin, la escoba tuvo que admitir que, uno sin el otro, no podría desarrollar bien su trabajo, y que los dos, juntos, formaban un gran equipo.

Hoy es un pésimo día para los que nos dedicamos con pasión a la Educación. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha presentado su informe educativo anual, en el que España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de jóvenes que no ha terminado el Bachillerato o la Formación Profesional, concretamente el 28% de los españoles entre los 25 y los 34 años. De tal manera que duplicamos la media europea (14%). ¡Más de uno de cada cuatro jóvenes solo tiene la ESO!

Jóvenes entre los 18 y 24 años que Ni estudian Ni trabajan, con el 19,2,8% frente al 13% demedia europea. ¡Dos de cada 10 jóvenes son 'ninis'!

No sigo… Grandes titulares, pésimas noticias. ¿Qué hacen nuestros vecinos franceses que tienen un 12%? ¿O Portugal, con un 17%? ¿Nuestros alumnos son peores que todos los demás? ¿Acaso lo son nuestros docentes? ¿No tiene Alemania inmigración? ¿Las familias de Letonia realizan un mayor seguimiento de sus hijos? ¿Quizás Polonia no tenga alumnos desmotivados?

En nuestra casa, tenemos una escoba cada cierto tiempo, que intenta barrer las hojas -según le parece- sin contar con el recogedor. Las junta, pero no las echa a la basura. Cada cierto tiempo viene un aire nuevo y las vuelve a esparcir. Así llevamos ya desde 1980.

Los cuentos los entienden todos los niños. Se crean para que entiendan las conductas soberbias, los valores como la humildad, la cooperación o el trabajo en equipo. Pero, ¿lo entendemos los adultos?

Nuevo Gobierno, nueva Ley Educativa. ¿Puede decirme alguien por qué se repite esta fórmula constantemente? Sí, por la soberbia, la poca humildad, la escasa cooperación y la falta de trabajo en equipo. Quizás en la próxima sesión en el Congreso de los Diputados se podría leer la fábula de la escoba y el recogedor.

¿Se puede trabajar en equipo en algo tan importante como la educación de nuestros hijos? Yo creo que sí, ¿y vosotros qué pensáis?

Vosotros, nosotros, si sois docentes como yo, bastante tenemos con dedicar horas y horas y horas a adaptar la nueva ley educativa en detrimento de otros quehaceres. No tenemos tiempo para pensar.

Nuestra educación está en crisis. Y no es nueva, España lleva desde 2002 en los primeros puestos de países con peores tasas.

Nuestra educación está en crisis, ¿quién la desencrisará? El desencrisador que la desencrise, votado será.

Volver
Foto noticia
  • Santander '2022
  • Escuelas Católicas
  • Educa con TIC
  • Revista Educación 3.0
Contador de visitas: 1040948Contador de visitas: 1040948Contador de visitas: 1040948Contador de visitas: 1040948Contador de visitas: 1040948Contador de visitas: 1040948Contador de visitas: 1040948